Comics que Inspiraron a la Ciencia e Ingeniería (Parte 1)

Desde la creación de los comics de Marvel o DC Comics, los jóvenes, adultos, y abuelitos han soñado con ser grandes superhéroes, villanos, o los más difíciles de comprender, los anti-héroes. Todos los personajes que nos han hecho soñar, emocionar e inclusive seguir sus pasos y frases, han ayudado a muchos científicos e ingenieros a buscar una nueva alternativa para la imaginación. A veces, muchas personas piensan que los grandes genios del siglo XX y XXI se inspiraron solamente con ver ecuaciones o experimentando en el laboratorio, pero a veces los personajes más emblemáticos del comic han sido claves para que hoy en día disfrutemos de los beneficios de la ciencia. Para mencionar varios trabajos revolucionarios basados en esta idea, en este post se menciona varios ejemplos de interés.

science bitches

Un interesante estudio de un profesor asistente de ciencias e ingeniería de materiales de la Universidad Estatal de Carolina de Norte, Suveen Mathaudhu, junto con un programa manejado por la Oficina de Investigaciones Armadas en Durham, analizaron la influencia de la ciencia en el comic. Según el profesor, el realismo de los libros comics no tiene límites y tiende a evolucionar a nuevos paradigmas que la ciencia actual no podría interpretar. Por ejemplo, el Capitán América utiliza su famoso escudo para atacar a distancia a sus contrincantes, así como para protegerse de las balas y explosiones. El profesor dice que el material más fuerte que el universo Marvel, de altas aleaciones de magnesio, puede ser recreado. Él piensa que podría reemplazar al acero en algunos paneles de los carros y ser resistentes con los choques, absorbiendo mejor la energía del impacto.

https://www.youtube.com/watch?v=oN7KI8-waYU

Otro ejemplo es la armadura negra de Batman, que según en la épica saga del caballero oscuro, fue diseñada para las fuerzas militares. Esta armadura hecha a base de Nomex resistente a las llamas y Kevlar reforzado en el pecho, espalda, piernas, pantorrillas, brazos, y la máscara, es según el universo DC‒Comics, cinco veces más resistente que el acero. Según Mathaudhu, DuPont Kevlar desarrollaron el Kevlar para neumáticos resistentes a los pinchazos por botellas de vidrio u objetos cortantes, pero se dieron cuenta su utilidad para resistir metralla, puñaladas de baja velocidad y balas. Debido al impacto de las películas de Batman, el Laboratorio de Investigaciones de USA y la Universidad de Delaware crearon la armadura líquida, capaz de retener cualquier tipo de impacto, ideal para uniformes de combate, trajes espaciales o guantes para cirugías.

Por otro lado en el universo de Marvel‒Comics, el célebre reactor de arco de Iron Man, ha tenido mucha fascinación entre los científicos e ingenieros. Este arco incrustado en el esternón de Tony Stark, es un poderoso imán que retiene la metralla producto de una herida entre el corazón que sufrió en un ataque sorpresa. Según los científicos, el arco que proporciona energía al traje de Iron Man podría ser la llave para crear reactores nucleares más baratos, ultra‒ligeros y fáciles de controlar, que inclusive, el ejército de USA lo plantea como una opción para el super‒soldado del futuro. Sin embargo, la resistencia frente a la radiación es un gran reto para los científicos, lo cual aún es un producto difícil de dar utilidad en el campo. Iron man ofrece otra gran revolución que los científicos desean obtener en la realidad: la armadura de aleación de titanio y oro. En varias pruebas de laboratorio, se ha demostrado que esta aleación es pesada pero no resistente frente a los impactos como se supone. La mejor utilidad encontrada hasta el momento es en el desarrollo de las fastidiosas coronas dentales que nos generan traumas con el odontólogo. Según Mathaudhu, para imitar la armadura de Iron Man, se requiere de una aleación estable de titanio fuerte, con aluminio, vanadio, hierro y oxígeno para soportar múltiples impactos. La NASA y DARPA (explicado brevemente en un anterior post) han desarrollado un traje con esta aleación para aplicaciones aeroespaciales y militares, tales como turbinas o exoesqueletos.

 

Muchos han soñado con tener el exoesqueleto de Wolverine para sanar rápidamente y cortar cualquier cosa con sus famosas garras de guepardo, pero un grupo de científicos tipo Geek podría tener la clave. En el universo de X‒Men, Logan fue sometido a un loco experimento para crear un esqueleto con adamantium en su cuerpo. Para los científicos, una aleación metálica vidriosa amorfa tendría una aproximación. Esta aleación esta inicialmente en fase líquida pero luego de enfriarse, puede llegar a ser tan duro como el diamante y ser la clave para los implantes y equipos médicos. Gracias a su resistencia, en un futuro cercano, los cirujanos podrían usar este metal vidrioso para reemplazar caderas y rodillas que sufrieron graves lesiones o desgastes con el tiempo. No obstante, tanto científicos como ingenieros de materiales, no han logrado que este metal ayude a recrear las garras de Wolverine que le salen de las manos.

Los anteriores avances que han permitido evolucionar la ciencia son algunos ejemplos inspirados desde el comic, pero hay muchos más que escribiré en un segundo post. Por último, les dejo con unas primeras imágenes de una visita realizada al Comic Con 2014, realizado en Medellin del 31 de Octubre al 2 de Noviembre, que me ayudaron a inspirarme en este post.

20141102_125225

20141102_123127

 

20141102_103056

20141102_122325

 

20141102_103720

Pin it

Bueno, son varias cosas que puedo decir de mi. Soy egresado de Ingeniería Electrónica de USTA-Tunja, Especialista en Instrumentación Electrónica, candidato a doctorado en Ingeniería Electrónica de la Universidad de Antioquia y tengo un MSc en Ingeniería de la misma. A parte de la experiencia investigativa, soy fiel amante del futbol, website de cocina, videojuegos tipo shooter y en tercera persona, y la ciencia en la ingeniería. Además, me considero un fiel amante de las sagas de Splinter Cell.

Website: http://udea.academia.edu/JavierBotia