Identificación Biométrica Vs Contraseñas. ¿Una Batalla de Ciencia Ficción?

¿Es posible dar muerte a las contraseñas y reemplazarlas por la Identificación Biométrica…?

Ya desde hace un tiempo atrás, si son bastantes despiertos en el tema, se habrán dado cuenta que los sistemas de identificación han evolucionado bastante. Sin embargo, remontémonos a algo que usamos todos: las contraseñas. Muchas compañías y proveedores de servicios creen que el uso de contraseñas acarrea una seguridad débil en un mundo cada vez más avanzado. Ya no es suficiente poner mayúsculas, números u otros caracteres en nuestras contraseñas, es por ello que se ha comenzado a cobrar con más fuerza de la verificación Biométrica, sobre todo en informática. No, no sólo en las películas de ciencia ficción o en las de James Bond es posible, se discute sobre un posible mundo de Smathphone biométicros. ¿Pero exactamente qué es la verificación o identificación Biométrica?

Identificación Biométrica

La identicación biométrica se basa en las características únicas de un cuerpo o de su comportamiento para la identificación de la identidad de la persona. Es decir, podemos tomar nuestro dedo (huella dactilar), o nuestro ojo, la voz o la cara, etc., para poder acceder así a nuestros sistemas, por ejemplo e incluso para desbloquear nuestro Smarphone. Cómo verán no suena nada nuevo, desde hace mucho que utilizamos las huellas dactilares para identificarnos, no obstante es un uso restringido, si se quiere. El problema se plantea cuando quiere llevarse esta poderosa herramienta biométrica a la web.

Los sistemas biométricos no son 100% perfectos, no existe la perfección, pero muchos aseguran que sí son de gran utilidad para agilizar los trámites y para identificar a las personas de forma más segura y rápida que otros métodos ya implementados. El más usado y hasta ahora el único legal es el uso de las huellas dactilares.  Sin embargo, llevado  esto en forma masiva, ¿sería el fin de las contraseñas? el fin de la sucesión de dígitos para ingresar a nuestras cuentas? La jefa de Seguridad de Google, Heather Adkins dijo una vez: “Los passwords están muertos...”

Si realmente el uso de la verificación biométrica, es decir, la identificación de alguna característica física de nuestro cuerpo,  pareciese ser la solución mágica para contrarrestar a los maliciosos personajes que quieren robarnos información y hacer de las suyas, el uso de las contraseñas apunta a una muerte anunciada. Sin embargo, eso sería pecar de soberbia. Demasiado pronto para aceptarlo tan a la ligera. Aún así, a muchos les seduce la propuesta y sobre todo si usted está pensando en lo mismo que yo: un cracker nos cortaría un dedo? siendo extremista XD yo no me animo a una respuesta, se lo dejo a su criterio.

Cómo verán, todos los sistemas son vulnerables de alguna u otra forma, no hay absoluta certeza de seguridad, sólo se intenta minimizar los riesgos. Recomiendo que lean este artículos de Kaspersky Lab, dónde de manera clara explica las ventajas y desventajas del sistemas biométricos. Otro problema que podría ocurrir sería con respecto a la privacidad. Pueden imaginarse que tienen alrededor de 20 cuentas en la Web, cómo yo XD que pasaría si de alguna manera alguien consigue mi huella dactilar, cómo en las películas, entonces tendría acceso a todas mis cuentas. No creo que a alguien realmente le interese tener mis cuentas pero como hipotético caso es un problema, lo cual nos lleva también a hablar sobre la seguridad del mismo. En caso de sufrir un robo de mis cuentas no puedo cambiar mi huella dactilar o mi ojo, o si?. O yendo a algo más importante, si roban la base de datos de un banco… estaríamos en graves problemas…

650_1000_0911-apple-biometric

Solo vean aquellos Android en donde el reconocimiento facial apenas acierta en un 50 o 60%. Hay muchos factores a tener en cuenta, como la luz, los software de alteración de voz,  las formas rápidas y sencillas que existen hoy de engañar los sistemas, o el simple caso de que tengamos un resfriado que no nos deje hablar o sufra unas quemaduras en los dedos… todos casos llevados al extremo pero que no quitan la posibilidad de que puedan ocurrirle a cualquiera.

En definitiva, los sistemas de verificación biométrica aún no pueden dar muerte a las contraseñas, puesto que son una realidad muy distante para todo el mundo y están hechas para ciertas circunstancias que lo requieren, como pueden verse en las aduanas o en Disney Land, donde te toman la huella dactilar para constatar que eres la persona que visita el parque a diario.  De momento no resuelve todos los riesgos con respecto a la seguridad, y ni hablar del presupuesto que implicaría realizar una tecnología de ellas de forma masiva. ¿Sería accesible para todos?. Las contraseñas por vulnerables que puedan ser siguen siendo la única opción segura para cada usuario de tener el control de su información. Recomiendan los expertos que hay que cambiarlas cada cierto tiempo,parece tedioso hasta dificulta a veces memorizar una o varias contraseñas, no obstante, es la forma más rápida e idónea de seguir navegando por la web y por la vida.

 

Fuentes: Taringa. segu-info.

Imagen: moofmonste. xataka.